Confiar en Dios en el desaliento (Meditación en el Salmo 119:81-82)

En la undécima estrofa del Salmo 119 (subtitulada con la letra hebrea «kaf»), el tono del salmista se convierte en lamento, al reflexionar en lo que parece una prolongada época de prueba y sufrimiento. Aunque en las diez estrofas previas ha abordado su aflicción, también en cada caso ha recordado rápidamente la bondad de Dios demostrada en sus testimonios.

Read More
La perspectiva adecuada en la aflicción (Meditación en el Salmo 119:71-72)

 «Aflicción» no es una palabra en la que pensemos habitualmente o equiparemos con «bien». Este verso es sorprendente porque el salmista dice que fue afligido y eso le hizo bien. La aflicción aquí es pasada, y en esta mirada al pasado el salmista ve que aquella produjo algo para su presente y su futuro. «Me hizo bien», dice. ¿Cómo puede la aflicción hacer bien?

Read More
¿Enfrentas un desafío canónico? (Meditación en el Salmo 119:4-6)

En consonancia con el contexto original de este bello salmo, quiero hablar un poco acerca de la ley de Dios y cómo hemos de aplicar este texto a nuestra vida como creyentes del nuevo pacto. El mandato de Dios de seguir sus reglas diligentemente no es un concepto nuevo, se repite en múltiples ocasiones a través de la Escritura. Por ejemplo, vemos el mandato de Dios en estos versos: «Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.

Read More
Dos versos para orar cada vez que abras la Palabra de Dios (Meditación en el Salmo 119:17-18)

La Biblia nos enseña que debemos permanecer en Dios y en su Palabra. Nos enseña que debemos meditar en su Palabra día y noche. Nos enseña a hablar de ella, enseñarla, ver el mundo a través de ella, y vivir de acuerdo con ella. Pero la Biblia también nos dice cómodebemos venir a la Palabra de Dios, qué deberíamos buscar, y qué debería hacer ella en nosotros. En el Salmo 119:17-18 vemos estas tres cosas.

Read More
Una profunda confianza en papá (Meditación en el Salmo 119:43-44)

A veces, desde una habitación distante puedo escuchar que uno de mis hijos le dice al otro: «Mi papá me dijo que podía hacerlo», y con firme confianza procede a decirle a su desinformado hermano la «nueva regla» según papá. ¿Tal vez has estado ahí como papá? Debo admitir que es tierno y puede ser divertido escucharlos. Para mis hijos, su esperanza en mis reglas corre muy profundo, y su confianza es fuerte.

Read More
El supuesto detrás del cuestionamiento a Dios (Meditación en el Salmo 119:83-84)

Duro, reseco, encogido, rostizado; eso es lo que causa el humo de un fuego. El fuego del refinador puede calentarse bastante, pero qué glorioso producto promete. ¿Cómo está trabajando el fuego del refinador en ti este año? ¿Te sientes últimamente como una pasa reseca, siempre bajo el calor del sol? Tal vez estés pensando lo mismo que el salmista en el verso 84: ¿cuánto más debo soportar esto?

Read More
La prescripción de Dios para matar el pecado sexual (Meditación en el Salmo 119:9-11)

Imagina esto conmigo. Es domingo por la mañana. El equipo de música ha bajado, se está recibiendo la ofrenda, y tu pastor sube para comenzar el mensaje. Sin embargo, antes de introducirse en el texto, anuncia que, al término del servicio de hoy, todos tendrán que retirarse del edificio oportunamente. Él explica que su iglesia ha arrendado su espacio para que lo use otro grupo ese día.

Read More
Leer la Biblia como el ofensor, no la víctima (Meditación en el Salmo 119:85-86)

Conoces la historia. David, culpable de adulterio, engaño, homicidio, y muchos otros pecados, lleva alrededor de un año de insensibilidad. Ha divagado tan lejos que se ha vuelto apático respecto a los pecados que ha cometido. Tal vez te preguntes cómo podemos suponer que David, que fue catalogado como un hombre conforme al corazón de Dios, realmente pudo ser tan ignorante e indolente.

Read More
Tratas bien a tu siervo (Meditación en el Salmo 119:65-66)

Hay algo singular que necesitas saber acerca de los versos 65-72 del Salmo 119. Como probablemente sepas, todo el capítulo 119 está estructurado y escrito en secciones según el alfabeto hebreo. Como un acróstico, el primer verso de cada sección comienza con la siguiente letra consecutiva del alfabeto hebreo. Qué bella poesía. Este es un significativo pronunciamiento de ese patrón: en los versos 65-72 de hecho vemos que cinco de los ocho versos comienzan exactamente con la misma palabra en el idioma hebreo original.

Read More
Propenso a divagar (Meditación en el Salmo 119:67-68)

El salmista conocía la importancia de priorizar el tiempo pasado en la Palabra de Dios como una forma de impedir que divagara. A primera vista, la palabra «descarriado» en el verso 67 podría parecer como si él se hubiera alejado de Dios en un acto de rebelión deliberada. Sin embargo, la palabra hebrea traducida como «descarriado» (shagag) significa «cometer un error, pecar involuntariamente». En otras palabras, el salmista no se daba cuenta de que se estaba apartando.

Read More